Redirección 301

Si llevas poco tiempo en el SEO es posible que no te suene mucho una redirección 301 pero, tienes que conocerlas y saber cuando son aplicables, ya que de hacerlas mal podrías meter mucho la pata. Sigue leyendo.

¿Qué es una redirección 301?

Una redirección 301 es una línea de código que se incluye en el archivo .htaccess de tu sitio web para redirigir una URL a una nueva URL pero de forma permanente, es decir, si esa URL que redireccionas ya estaba indexada, serán redireccionados a la nueva URL.

¿Cómo se implementa una redirección 301?

Para empezar deberás ir al archivo .htaccess del proyecto dentro de tu servidor y hacer clic en «Editar», una vez editando el fichero, deberás incluir la siguiente línea:

redirect 301 /url-antigua/ https://tudominio.com/nueva-url

Tan fácil como eso, una vez guardes los cambios del fichero, prueba intentando acceder a la URL antigua y verás como te enviará a la nueva URL de destino.

¿Por qué es tan importante la redirección 301 en el SEO?

Las redirecciones 301, también llamadas redirecciones permanentes sirven para que si por algún motivo debes hacer cambios a nivel de URL pero esta ya estaba recibiendo tráfico posicionando en buscadores, no se pierda el posicionamiento que ya tenía.

En otras palabras, si no realizas la redirección 301, Google trataría la URL nueva que generes a la que se debería redireccionar la antigua como recién creada y eso significa empezar desde 0 en los rankings y es un riesgo que no quieres correr.

Beneficios de la redirección 301 en términos de SEO

Evitar errores 404 y mantener una experiencia de usuario fluida

Con las redirecciones 301, puedes evitar que tus usuarios se encuentren con ese obstáculo desagradable. En lugar de mostrarles un error, redirige a tus visitantes a una página alternativa similar. Esto no solo mantiene su experiencia fluida, sino que también evita que abandonen tu sitio web sin encontrar lo que estaban buscando.

Mantener el valor SEO de las páginas redirigidas

Cuando eliminas una página de tu sitio web, corres el riesgo de perder todo el valor SEO que ha acumulado con el tiempo. Pero aquí es donde las redirecciones 301 entran en juego. Al redirigir una página eliminada a una nueva página relevante, puedes transferir ese valioso valor SEO. De esta manera, no pierdes el impulso que has construido y sigues manteniendo una clasificación sólida en los motores de búsqueda.

Ayudar a los motores de búsqueda a indexar correctamente el contenido

Los motores de búsqueda como Google utilizan los enlaces para rastrear e indexar el contenido de tu sitio web. Pero a veces, los enlaces antiguos pueden estar desactualizados o rotos. Al redirigir esas páginas antiguas a nuevas ubicaciones, ayudas a los motores de búsqueda a encontrar y indexar correctamente tu contenido.

Mejores prácticas para la implementación de redirecciones 301

Evitar redirecciones en cadena

La primera regla de oro al implementar redirecciones 301 es evitar las temidas redirecciones en cadena. ¿Qué son estas redirecciones en cadena? Básicamente, ocurren cuando una página se redirige a otra página que también está redirigida a otra página, y así sucesivamente. Esto puede generar un efecto en cadena que ralentiza la carga de la página y confunde a los motores de búsqueda.

Para evitar esto, es fundamental asegurarte de que cada redirección 301 te lleve directamente a la página final de destino. No te pierdas en un laberinto de redirecciones, ya que esto puede afectar negativamente tu ranking en los motores de búsqueda.

Actualizar enlaces internos y externos después de implementar una redirección 301

Cuando implementas una redirección 301, es importante actualizar todos los enlaces internos y externos que apuntaban a la URL anterior. Esto garantiza que los usuarios y los motores de búsqueda sean redirigidos correctamente a la nueva página de destino.

Si no actualizas estos enlaces, corres el riesgo de que los usuarios lleguen a una página de error 404. Además, los motores de búsqueda pueden perder la nueva URL y no indexarla correctamente.

Así que asegúrate de revisar todos los enlaces internos y externos y actualizarlos con la nueva URL después de implementar una redirección 301. Esto te ayudará a mantener un flujo constante de tráfico y a mejorar tu posicionamiento en los motores de búsqueda.

¿Cuánto tiempo tarda en indexar Google una redirección 301?

Lo cierto es que en muchas ocasiones indexar una URL destino de una redirección se da casi al día siguiente, otras veces puede tardar más tiempo pero, si indexas vía API de Google, no deberías tener mucho problema.


Otros conceptos del Diccionario SEO